jueves, 23 de diciembre de 2010

MICRORRELATO: Y para navidad, un cuento

He de reconocer que cuando llamaron a la puerta la primera vez me sobresalté, estaba dormido, no esperaba a nadie y como comprobé segundos más tarde, el visitante llegó con premeditación, alevosía y nocturnidad. Y hacía un frío del carajo. Además, en cierto sentido, la visita se alargó durante años y no me mostró nada que yo no recordara a la perfección.

La segunda llegada, tres cuartos de lo mismo. Eso sí, al menos fue más corta, un visto y no visto, podría decir. Sin embargo, yo no necesito que me enseñen quiénes y cómo son mis familiares y mis amigos, ni que me recuerden los motivos por los que les debo querer. Los conozco lo que me dejan, y un poquito más, hago por ellos lo que me permiten, y un poquito más. Y los quiero, y punto, no hay que buscarle ni tres ni cinco patas al gato.

Francamente creo que se están equivocando de casa. Como llamen otra vez no pienso abrir. Primero porque me apetece emocionarme con lo que está por llegar, todo sería muy aburrido si le quitáramos las sorpresas. Y segundo porque los dos anteriores ya me han dejado la casa hecha un asco de ectoplasma. No señor, no va a pasar; ¡yo no necesito ningún fantasma de las navidades futuras que venga a decirme lo que tengo que hacer, diablos!

6 comentarios:

Pedro López Manzano dijo...

Esta es mi manera de desearos unas felices fiestas a todos desde Cree lo que quieras.
¡Sea así!

marymg78 dijo...

Felices fiestas a ti también Pedro!! :-D

Gracias por escribir.

El cuentacuentos dijo...

¡Amen!

Enhorabuena por escribir tanto y tan bien. Este año a ver si pares una buena novela y la publicas en papel, que va habiendo ganas de leer cosas buenas y escritas por amigos (placer doble).

Loren dijo...

Jaja, está gracioso el cuento. :D

¡Un saludo! Y felices fiestas para ti también, por supuesto.

Pedro López Manzano dijo...

Muchas gracias a ambos.

Desde luego, cuentacuentos, mi intención es escribir considerablemente más, en especial tras la vorágine navideña, devoradora de tiempo.

Salvador Suto dijo...

Pues no lo había leído. Me gusta mucho como está expuesto el tema de los fantasmas, pero sobre todo los porqués de no necesitar que te enseñen nada. me lo guardo aparte, a ver qué tal el de este año ;) felices fiestas y demás, te veo pronto!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...