domingo, 19 de diciembre de 2010

Rescatando de Minas Morgul: Análisis de La Comunidad del Anillo (película).

Bueno. Como indiqué en mi anterior entrada del blog, he decidido rescatar una pizca de una antigua web que mantuve dedicada a Tolkien, Minas Morgul, en la que entre otras muchas cosas analicé en profundidad las películas de Peter Jackson (edición cinematográfica y extendida).

Hoy es el noveno aniversario del estreno de la primera parte. ¡Cómo pasa el tiempo! Mantengo los recuerdos de aquel día cristalinos... Os dejo con el análisis que hice de la misma entonces. Os advierto que no es corto, y eso que he suprimido todas las imágenes menos el cartel. Me tomé muy en serio estas megareseñas. Hoy no hubiera escrito exactamente lo mismo, ni lo hubiera escrito igual, pero para ser justo conmigo mismo, con quién era, con lo que sentí, con lo que viví, no cambiaré ni una coma:


ANÁLISIS DE LA COMUNIDAD DEL ANILLO
nota: los comentarios acerca de la Versión Extendida en DVD tienen en cursiva delante ExtendidaDVD:



EL PRÓLOGO

El arranque de la película es espectacular. Sencillamente te deja boquiabierto tanto si has leído el libro como si no. Si eres aficionado o fanático. De cualquier forma. Empieza con una narración llena de épica de La Última Alianza entre hombres y elfos (el momento en el que se unieron para vencer a Sauron). En ella se ve a Gil-Galad, Isildur, Elendil, Elrond... una escena de batalla impresionante y la lucha particular de Sauron, gigantesco y acorazado, anillo en dedo, contra Isildur, con el desenlace por todos conocido. Está bien contado y es fiel a la historia (que se cuenta en el Silmarillion). Aunque El Señor de los Anillos no empiece así, es lo mínimo que se le tiene que contar al espectador para meterlo en situación. La partitura de Howard Shore (el tema "La Profecía") acompañan muy bien a las imágenes.

A continuación se narra la pérdida del anillo en el río Anduin. Aquí no es literal, pero si muy parecido: Tolkien contó como Isildur, intentando escapar nadando de una emboscada de orcos, fue traicionado por el Anillo, que se le escapó del dedo y por ello se hizo visible y fue matado a flechazos por los orcos. Aquí lo matan primero, cae al río y ahí se le cae el Anillo al fondo. Es un detalle sin importancia, pues aún sigues sin poder respirar de la emoción mientras lo ves.

ExtendidaDVD: ahí sí que es literal

Ahora entra en escena Gollum, simplemente se menciona que se hizo con Él (no se dice nada de la dualidad Smeagol-Deagol), y se transformó en una criatura ruin en las montañas. El Anillo también traiciona a Gollum y es encontrado por Bilbo. Este momento hace inevitable la sonrisa, lo cual está bien, recordando el carácter ligero de El Hobbit. Gollum recuerda el nombre de Bilbo y La Comarca... aquí acaba el prólogo. Fantástico en todos los sentidos. Por fin podemos respirar.


LA COMARCA, I

60 años después, se pasa a la parte de La Comarca con que empieza la novela. Esta parte es amable, aún mantienes la sonrisa de la parte anterior, no por la emoción de unas imágenes grandilocuentes, sino por ver a los niños hobbits, pequeños y graciosos, corriendo detrás del carro de Gandalf. Es bastante fiel, tomándose sus licencias narrativas para presentar a los personajes, Gandalf misterioso, Frodo comedido e inteligente, Sam bonachón pero tímido, Merry y Pippin gamberros. Incluso salen los Sacovilla-Bolson, aunque en ningún momento se mencione su nombre. La Comarca en general y Hobbiton en particular son iguales a las mejores ilustraciones de los mejores artistas (Ted Nasmith en concreto), en lo que a la casa se refiere. La actitud de los hobbits en la fiesta de cumpleaños de Bilbo recuerda inevitablemente a la aldea de Willow. Todo está cuidado y en su sitio. Tras el discurso de Bilbo, con gran parte literal a la obra literaria, viene la confrontación por el Anillo en su casa con Gandalf, con el crecimiento casi físico del mago para hacer entrar en razón al hobbit. Ésta también es verdaderamente fiel, y tanto Ian MacKellen como Ian Holm (ambos sires) están bastante bien.

ExtendidaDVD: Se profundiza en el carácter de los hobbits, con un prólogo Acerca de los hobbits muy bonito, además hay nuevas frases que le otorgan mayor naturalidad a las conversaciones.

Hay pequeños detalles que cambian respecto a la novela, pero no tienen importancia (cuando se va, Bilbo tira en Anillo al suelo y Gandalf no se atreve a cogerlo, lo hace Frodo más tarde). En este momento Gandalf se va a recopilar ciertos datos y Frodo se queda en La Comarca en su espera (aún no tiene lugar la conversación entre ambos).

Aquí hay algo nuevo claramente, que es el momento en el que Gandalf, en los archivos de Minas Tirith encuentra el manuscrito del puño mismo de Isildur en el que cuenta que el Anillo al fuego deja ver la inscripción con los versos por todos conocidos, con el correspondiente e inspirado flashback a Isildur.

También es nuevo un momento en el que se escucha "Bolson" y "La Comarca" en Barad-Dur, supuestamente de la boca de Gollum torturado por Sauron. Se ven entonces por primera vez a los nâzgul, saliendo en caballos negros de la fortaleza. Muy chulo todo ello. Poco a poco van teniendo contacto con hobbits y se queda en el momento en el que se supone que ya saben como encontrar Hobbiton.

Gandalf vuelve y tiene lugar la conversación célebre con Frodo en la que arrojan el anillo al fuego del hogar. Bastante fiel, con partes literales. Ahora empiezan los cambios significativos respecto a la novela. En ésta, se elaboraba un plan de meses, con alojamiento en Los Gamos, traslado de casa, etc. Pues esos meses se ven reducidos a una noche, pues parte casi en ese mismo instante. Sam está podando tras la ventana y es forzado a acompañar, igual al libro. Gandalf se dirige a Isengard a consultar a Saruman, al igual también que en la obra literaria. Casi toda la parte del viaje por La Comarca, el Bosque Viejo, Tom Bombadil, las Quebradas de los Túmulos... es suprimida. Hay un buen momento entre Sam y Frodo que simboliza la novedad que supone lo que ocurre especialmente para Sam (con un coche de fondo, jejeje, un fallo gracioso). Estos cambios se pueden considerar como necesarios para que el tratamiento temporal que Tolkien da en su obra puedan ser llevados a la pantalla y aunque uno piensa que le hubiera gustado ver a Tom Bombadil correteando por acá, no le importa que esto no ocurra.

ExtendidaDVD: Hay en el DVD un par más de nuevas escenas muy bonitas (en el Dragón Verde y el paso de los elfos) de valor únicamente descriptivo, pero como digo, muy bonitas.


ISENGARD, I

A continuación se produce el primer fallo más o menos grave de la película y quizá el peor. Cuando Gandalf llega a Isengard (maravillosa, por cierto), Saruman se muestra como un traidor. Efectivamente, en la obra maestra de Tolkien, se revela como Saruman el Multicolor y ofrece a Gandalf la opción de unirse a él para conquistar la Tierra Media, y ganar incluso a Sauron. Ésta es la motivación de Saruman en la trilogía, y quizá su mayor atractivo. Ahora no es más que un mero sirviente de Sauron, y el trato no es para ser el dueño del mundo, sino para ser otro sirviente del Ojo. Además se muestra el Palantir, que como sabemos tiene gran importancia en Las Dos Torres, y probablemente no debería haber aparecido hasta ese momento.

En este momento se produce una lucha entre ambos magos. Recuerda claramente a la lucha entre brujas de Willow y si se la hubieran ahorrado la secuencia habría ganado muchísimo. Es poco original, infiel a la novela y no aporta nada a la historia. Al final produce el resultado por todos esperado: Gandalf encerrado el lo más alto de la torre.

Poco a poco, desde ahí, va viendo como se transforma el agradable jardín de Isengard en un amasijo de túneles y pestilencia. Esta parte es fantástica y lleva un trabajo creativo detras apabullante, quizá en compensación por la horrorosa secuencia que enfrentaba a ambos magos.


LA COMARCA, II y Bree

Mientras tanto en La Comarca, Frodo y Sam por los caminos se encuentran por casualidad con Merry y Pippin, que pasaban por allí (robaban al viejo Maggot) y como no tenían nada mejor que hacer se les unen en la taréa de salvar al mundo ("simpática" laguna de guión).

Entonces se produce otro gran momento, que es el primer encuentro con un jinete oscuro, escondidos los cuatro hobbits bajo la raiz de un árbol. Hay una serie de añadidos como la huida de todo bicho que ande o repte por allí que están verdaderamente bien. Desde este momento, todo es frenético en la persecución de los jinetes hacia los hobbits, hasta que llegan a Balsadera y en una escena emocionante casi capturan a Frodo. Tras dejar la balsa, escapando de los nâzgul, llegan a Bree.

En general, esta parte es poco fiel a la novela, cogiendo partes de acá y de allá, pero mantiene intacto el espíritu y es perfectamente comprensible y justificable cada cambio.

Una vez en Bree entran en El Poney Pisador, en una escena que recuerda, por última vez, a Willow: los hobbits desvalidos en una posada llena de gente grande. Se opta por prescindir del ambiente amistoso de la novela por uno más bien opresor (también presente pero menos en el libro). Por primera vez sale Aragorn, como Trancos, por supuesto. Se cambia comprensiblemente la parte de la canción de Frodo para obtener el mismo resultado del escándalo por desaparición. Entra en escena Aragorn y se hace amigo de los hobbits no sin reticencias por parte de ellos. En una secuencia que a veces me gusta y otras no, los jinetes negros entran por la fuerza en Bree, en la posada y acuchillan... las almohadas (casi idéntico a la peli de animación), mientras Trancos explica a los hobbits la naturaleza de estos jinetes. Más tarde salen de la aldea bajo la guía del montaraz.

ExtendidaDVD: Se incorpora una secuencia de los pantanos de Moscagua, que no desagradará a nadie, pero tiene una pequeña historia incompleta: Aragorn cuenta por encima la historia de Beren y Luthien en comparación a la suya con Arwen, y dice que Luthien murió, pero lo que no cuenta es que depués, tanto ésta como Beren resucitaron de las estancias de Mandos y vivieron felices hasta el final de sus días. Quizá fuera una premonición demasiado clara, con la bola que aún tienen que darle a la historia de amor, jeje.

Los cambios son sencillamente una buena traslación del lenguaje literario al visual, sin más vuelta de hoja.


LA CIMA DE LOS VIENTOS.

Guiados por Trancos hacia Rivendel, se produce un esperado alto en la Cima de los Vientos. Aragorn desaparece "a inspeccionar el terreno", Frodo se duerme, y los otros hacen una delatora hoguera para cocinar algo. Bajo mi punto de vista, la idea original, la del libro, es bastante más consistente y no hubiera cambiado casi nada los resultados (sólo la entrada visualmente "chula" del montaraz salvándoles el pellejo). El caso es que los jinetes atacan y los hobbits se defienden miserablemente hasta que Trancos les saca las castañas del fuego. Hay varios planos cinematográficamente pobres (picados a los grupos de jinetes y hobbits), y la lucha de los enemigos con el montaraz no está muy bien rodada por Peter Jackson, siendo tópica, con planos cortos y confusos. Viggo Mortensen, sin embargo, si está bastante hábil con la espada y la antorcha. Si no me equivoco, no lo doblaron o lo hicieron realmente bien. El caso es que hieren a Frodo con un cuchillo Morgul mientras tiene puesto el Anillo. Visualmente, son aterradores (en el buen sentido) los momentos en los que se tiene puesto el Anillo: la entrada en el mundo de los espectros es espectacular y creo que no va a desagradar a nadie. No está bien, al menos según mi criterio, el hecho de que el anillo "hable" en murmullos. Creo que la urgencia en ponérselo por parte del portador debería haber sido representada mediante la interpretación de Elijah Wood y no con esos susurros lúgubres en la lengua negra que si bien resultan inquietantes, no me convencieron en ningún momento, y por supuesto son inventados para la ocasión.

Aragorn vence tras duro combate a los jinetes y Frodo está mal herido.La caracterización de Frodo en lucha por no convertirse en un espectro está muy lograda. Mientras tanto, siguen camino de Rivendel. Mientras buscan athelas (hierbas curativas) para Frodo, se encuentran con Glorfindel. Como dijo alguien en el cine "vaya, que buena está Glorfindel". Es cierto, está guapísima, porque no es Glorfindel, sino Arwen, la hija de Elrond, novia de Aragorn. Glorfindel ya no existe. No importa, con tal de escuchar una conversación amorosa entre Arwen y Aragorn en quenya (el idioma de los altos elfos). La pena es que el toque verdaderamente atractivo de Arwen por lo distante, lo "élfico" (bien explotado en su aparición ante Frodo), se mantenga demasiado, hasta lo cansino más adelante, diria yo.

El caso es que Arwen, montada sobre Asfaloth, llevando a Frodo, cabalgando rauda hacia el vado. Poco a poco van apareciendo nâzgul y los persiguen hasta llegar al lugar indicado (la persecución tampoco es muy del allá, si bien pone en tensión y prepara lo siguiente). Bajo mi punto de vista, resulta mucho, muchísimo más atractiva y heróica la resolución de la novela, eliminada aquí para darle protagonismo a Liv Tyler. Frodo sólo sobre Asfaloth, casi cayéndose por el dolor, enfrentándose a los jinetes desde la orilla, obligándolos a cruzar sin desfallecer, es una parte de la novela sencillamente de las que se quedan marcadas para siempre en la memoria del lector, que aquí tan sólo está bien. Quizá podrían haber sido fieles en este detalle, creando un climax mucho mayor que el logrado.


RIVENDEL

Tras unas secuencias oníricas que particularmente no me gustaron demasiado (aunque eso ya es cuestión de mi gusto), llega la parte que para algunos es la más pesada del libro (no para mi, que no considero ninguna parte pesada): Rivendel. Los decorados son fantásticos, el ambiente perfectamente logrado, todo está en su sitio. En esta parte, las licencias de guión me parecen perfectamente admisibles, hasta necesarias para hacer la adaptación. Los reencuentros de Frodo con los otros hobbits, especialmente con su tio Bilbo, son muy bonitos y transmiten. Mientras tanto, Gandalf habla con Elrond de varios asuntos. De como escapó de Isengard gracias al águila (Gwaihir), detalle que por cierto es visualmente impresionante, como toda la parte de Isengard. Por otro lado, Elrond le cuenta a Gandalf que no confía en los hombres para solucionar el problema, pero los elfos tampoco pueden hacerlo, con un flashback (bastante bien) al monte del destino en una escena imaginada en la que le recomendaba a Isildur que arrojara el Anillo al fuego, y este se negaba. Por cierto, indiscutiblemente ridícula una frase que dice Gandalf al respecto del origen de los uruk-hais: "Saruman ha cruzado orcos con duendes". (¡¡¡¿¿¿comorl???!!!).

El Concilio de Elrond está muy bien tratado, según mi criterio, simplificando un poco las cosas y haciendo algún añadido interesante para dar el mismo resultado sin cambiar nada significativo. Queda de manifiesto la enemistad entre elfos (Legolas y otros) y enanos (Gimli y otros), el caracter de Boromir, la casta de Aragorn... Algún plano inolvidable del anillo, con todo el concilio reflejado en Él, y de nuevo los susurros de los versos de Sauron en lengua negra por parte del anillo, que inquietan pero no convencen. Se resuelve que Frodo será el portador de manera literal al libro, y se forma la compañía de los nueve. No deja de parecer que, sobre todo Merry y Pippin forman parte de la compañía "por que pasaban por allí", pero no se me ha ocurrido un tratamiento mejor que el que le han dado en el tiempo en que se lo han dado.

ExtendidaDVD: Al principio del Concilio, Gandalf dice los versos del Anillo en una toma tan corta como intensa, inquietante e impagable. También hay algún plano alargado que mejora ligeramente lo que ya se tenía. Además, tras el concilio, Aragorn visita la tumba de su madre, ubicada en el propio Imladris, en una secuencia que le da mayor profundidad al personaje y que está basada (o más bien inspirada) en los Apendices de ESDLA.


Ahora se produce el último encuentro entre Frodo y Bilbo, le regala la cota de mallas de mithril y Dardo (diseño inmejorable) y le pide por última vez tocar el Anillo. Tras la negativa, hay un magnífico plano en el que se puede ver a Bilbo metamorfoseándose en Gollum por un segundo, para volver a ser el viejo Bilbo, muy envejecido, por cierto, desde que se marchó de La Comarca. Este es un ejemplo de los cientos de detalles presentes en toda la película, detalles presentes en el libro y que a los más fieles seguidores de Tolkien seguro gustarán.

Ya está todo listo para partir.


EL VIAJE HASTA MORIA

Esta parte me gustó mucho, y verdaderamente desde aquí la película tiene poco desperdicio (incluso desde el mismo concilio).

ExtendidaDVD
: La salida de Rivendel se cuenta en esta versión extendida, incluyéndose una simpática broma entre Gandalf y Frodo.

Tras varios planos planos en escenarios magníficos que pretenden sugerir kilómetros, se llega a una secuencia ligera y quizá de ahí magnífica en la que Boromir enseña a pelear amistosamente a los hobbits, mientras se discute el camino a seguir. De repente aparecen unos cuervos en el horizonte (crebain), supuestamente espias de Saruman. Todos se esconden pero es inútil. La cámara sigue a los cuervos en un plano magnífico hasta llegar a Isengard (fantástica Isengard), donde Saruman se entera de los planes de la compañía. La solución argumental es dudosa, pero visualmente es de lo más logrado de la película

La compañia intenta en primer lugar el paso de Caradhras, sin éxito, como todos sabemos. Algunos planos idénticos a ilustraciones del minimalista Ted Nasmith (muy anteriores a la película, detalle que impresiona). La voz susurrante y malvada de Caradhras es sustituida por la de Saruman, cambio de guión que se perdona con reservas. Si no es sobre la montaña, habrá que pasar bajo ella...

En este punto se ahorran del libro la parte más de viaje y el primer encuentro con una compañía de orcos y huargos (lobos), que queda postergada para la segunda película. Todo el mundo está ansioso por entrar bajo la montaña.


MORIA

La parte, sin duda alguna, más esperada por todos. Con razón, por supuesto. No decepciona en absoluto, al menos a mi. La entrada, con la laguna que esconde lo que todos sabemos, es bastante fiel al libro, con la pena de Sam por desprenderse del viejo Bill, la piedra arrojada a la laguna, la luna sobre la roca... excepto por el detalle de que es Frodo y no Gandalf quien descubre como abrir la puerta, licencia sin excesiva importancia. Al poco de entrar, con las puertas aún abiertas, sucede lo que todos esperamos y el Kraken ataca a Frodo. Cuando parece que el combate va a finalizar con todos huyendo hacia Moria, éste se alarga, muy bien contado, hasta que se rescata a Frodo literalmente de las fauces del monstruo. Éste, por derrumbamientos, bloquea la entrada. Todos se adentran en la roca.

Moria es sencillamente un prodigio. El escenario es inolvidable, genial. Además nos infunde la sensación de enormidad, desde el principio hasta el fin. Aquí, fiel al libro, se plantea la duda entre tres caminos que Gandalf soluciona. Además, sale por primera vez con cierta claridad Gollum, y Gandalf y Frodo mantienen una interesante conversación al respecto, también casi literal a la novela. Poco a poco nos vamos adentrando en ella hasta llegar a la camara de Marzabul, donde descansa Balin, para dolor de Gimli. En ella se encuentra el libro que Gandalf lee. Visualmente impecable. Al acabar, cierto hobbit tira por un pozo no una piedra, sino un esqueleto de enano, con armadura, flechas clavadas y cadenas alrededor incluidas. Casi inmediatamente, el tambor. En la novela, los orcos tardaban más tiempo en llegar hasta la compañía, ahora son tan sólo unos segundos. Da igual. La secuencia del combate es magnífica. No es perfecta porque de nuevo el director abusa de los planos cortos que la hacen confusa y menos espectacular, si esto es posible, pero de cualquier forma magnífica. El capitán orco que hería a Frodo es sustituido por un troll de las cavernas, que en la novela tenía presencia meramente testimonial. Da igual. El combate con el troll se alarga. Da igual, es fantástico. Uno de los mejores de la película, con claridad y bien contado. Tras herir supuestamente de muerte a Frodo y todos darse cuenta de la dureza de su "piel", con el troll muerto con muchísimo trabajo, comienza la huida.

ExtendidaDVD: El combate cambia ligeramente, es aún más largo, más espectacular, mejor contado, y siendo lo mismo, es aún mejor.

Salen a una cámara gigantesca, llena de columnas gigantescas, y empiezan a ser perseguidos por una cantidad de orcos, como no, gigantesca. La escena está a la altura de sus componentes. Los orcos se retiran, cuando parecen tener a la compañía acabada, por "la presencia". La compañía sigue huyendo, hay entonces una escena que estaba obviada en el libro y que no está nada mal, perseguidos por esa sombra de fuego, bajando por unas escaleras semiderruidas, estas empiezan a caerse y tienen que saltar, hasta quedar finalmente sólo Aragorn y Frodo, que se salvan de milagro, entre flechazos orcos repelidos por Legolas. Por fin llegan al puente de Khazad-Dûm, seguidos de cerca por el monstruo. Lo cruzan y Gandalf se queda impidiendo el paso, impidiéndoselo al Balrog. El Balrog. La dificultad más grande, creo yo, en el sentido creativo, pues cada persona se lo imaginaba de una forma. Nadie se ha quejado, y esto es el mejor elogio. Además, Tolkien lo describía como algo etereo, y lo es, de fuego, y lo es, y como una sombra, y lo es. Para los clásicos, tiene cuernos y alas, así que contento todo el mundo. En toda la secuencia acompaña perfectamente la partitura de Howard Shore, quizá en sus momentos más inspirados.

Bajo mi punto de vista, es la mejor parte de la película (junto al prólogo y al final). Respecto al por qué de esto no tengo ninguna duda: han sido muy, muy fieles a la novela, tomándose las licencias justas, casi sólo visuales,

Tras el fatal desenlace, bien contado dicho sea de paso, lamentos en la compañía, lágrimas (el dramatismo necesario en un escenario tan genial como todos) y camino de Lothlorien.


LORIEN

Escenario inmejorable, vestuario inmejorable, en definitiva, escenografía inmejorable. Poco más. Los elfos, en general, están bien, muy bien, pero todos sabemos que Lothlorien es la Dama, y la Dama es Lothtlorien. Bellísima, no me cabe duda, muy mal caracterizada, tampoco me la cabe. No es problema de la interpretación, sino de guión. Galadriel es básicamente bondad. Es una noldor, y por lo tanto orgullosa, pero esto es secundario. Galadriel es muy buena, pero en la película casi da miedo, quizá incluso más que los jinetes oscuros. La presentan como excesivamente altiva, en nigún momento parece querer ayudar a la compañía, y le ponen una voz (antes de aparecer, lo que le dice a Frodo) que no ayuda en absoluto. Además, le dice a Frodo que Boromir va a intentar quitarle en Anillo, que debería ir sólo a Mordor y esto jamás debería haber ocurrido. Especialmente horrorosa es la escena del espejo. Comienza bien, aunque sin Sam. Lo que Frodo ve es una mezcla de lo que en el gran capítulo de la novela veían Sam y él mismo. Hasta ahí bien. Pero en el momento de ofrecerle el Anillo a la Dama, en el libro se decía que experimentaba cierta transformación, llegando a parecer algo amenazadora. Aquí es terrorífica, con un tratamiento visual difícilmente más equivocado, pareciendo más un espectro que los propios espectros del Anillo. En definitiva, un marco inigualable y un tratamiento del personaje central en esta parte claramente equivocado.

También es justo decir que la parte de Lorien está amputada, claramente perjudicada por el montaje de la película, que suprimiría gran cantidad de escenas que suavizarían el resto, pero visto lo visto, la valoración no puede ser positiva.

ExtendidaDVD: Aquí encontramos lo mejor de la versión extendida. En efecto, mis suposiciones de que Lorien estaba amputado son ciertas, pues con los nuevos planos gana enteros. La Galadriel espectral sigue siendo, a mi juicio, lo peor de la película, pero ahora se ve que es en efecto Galadriel, La Dama, sabia, si y temible, pero bondadosa y extraordinaria. La escena de la entrega de los regalos, incorporada a la salida de Lorien, es exquisita y ya se ha convertido en una de mis favoritas de todo el film.

Tras la estancia en el bosque, se sale por el río cada vez más cerca de Mordor. Casi al mismo tiempo, la película mejora claramente, pasado este capítulo más calificable como extraño que como definitivamente malo.


ISENGARD II, EL RÍO GRANDE y la disolución

Mientras tanto, Saruman en Isengard sigue con la construcción de túneles con terrores en su interior. Todo excepcional excepto esas burbujas poco afortunadas de las que salen los uruk-hais. Creo que uno de los atractivos de los orcos es que no se sabe de donde salen, al igual que los enanos (¿quién ha leido algo de una orca o de una enana alguna vez?). El caso es que Saruman encomienda a uno de los uruks capturar al hobbit, asignándole una numerosa compañía que se pone rápidamente en marcha.

Por otro lado, la comunidad ahora de ocho baja por el Rio Grande, fantásticos todos los escenarios, las estatuas de Isildur y Anarion, las cataratas del Rauros... Genial. Desde aquí hasta el final de la película no sólo no se puede hacer crítica seria alguna sino que es, con cierta diferencia, la parte de más calidad cinematográfica, llegando la dirección a su mejor nivel.

ExtendidaDVD: hay algún añadido de especial interés, como la presencia de Gollum que nos hace recordar que éste sigue a la compañía y, aunque no se le haga referencia, está ahí.

Por fin se llega al punto en que se debe planear el asalto a Mordor, y se produce el enfrentamiento entre Boromir y Frodo, bien planteado, bien resuelto. Frodo huye y está a punto de ser descubierto por el Ojo. Se quita el Anillo y se encuentra con Aragorn y éste tiene la oportunidad de hacerse con el Anillo. Esto no aparece en el libro pero está justificado en la película puesto que se introduce una motivación para Aragorn nueva, que es la de escapar de la influencia del Anillo, así como de su pasado, pues Isildur, del cual es heredero, no pudo hacer semejante cosa. Superada la lucha consigo mismo, resta la lucha contra los orcos, pues aparecen los enviados por Saruman. Frodo huye. Aragorn empieza una batalla desigual, pero rápidamente es ayudado por Legolas y Gimli. Legolas con el arco la verdad es que impresiona, disparando hasta tres flechas en sólo un segundo o dos. A pesar de que siguen algunos de los mismos defectos de dirección, (planos cortos y confusos) y podría haberse contado mejor, está muy bien. Merry y Pippin se autoinmolan para que Frodo huya, atrayendo los orcos hacia si. Verdaderamente estos dos momentos no son fieles al libro, pero son perfectamente acogidos por el espectador más exigente. Merry y Pippin están a punto de ser capturados, y aparece Boromir, que los salva. Quizá la mejor escena de la película, la de su muerte. El mejor momento del director, desde luego (por fin mantien la cámara tranquila). También el único en el que la cámara lenta está justificada. Los hobbits son capturados y Boromir es vilmente matado a flechazos por el visir de Saruman. En un gran, gran combate, Aragorn lo venga. El resto, todo el mundo lo sabe. Sam alcanza a Frodo, en un muy buen plano en el río y ambos encaran Mordor (¿sólos?), mientras que los restantes se disponen al rescate.

ExtendidaDVD: El combate es algo más largo y algo más sangriento, o lo que es lo mismo, algo mejor.



EL DIRECTOR

La dirección de la película es irregular, llena de altibajos quizá debidos a un montaje que no ha realizado Peter Jackson. Se alternan momentos buenos, incluso grandiosos, con otros en los que se cae en tópicos, quizá debidos a la falta de experiencia. Seguramente debería haber sido supervisado, no por los estudios, sino por algún hombre de cine, haber incluso dejado el proyecto a otro con más tablas o haberse esperado a tener más tablas él. Sin embargo, no hay nombres que surjan como posibles sustitutos, ya que aunque hay una grandísima cantidad de directores mejores que Peter Jackson, ninguno parece el apropiado para el trabajo, al igual que quizá no fuera el apropiado Peter Jackson. El trabajo de guión es loable, pero deficiente en algunos aspectos. Probablemente el tratamiento de los personajes que dio Tolkien a Saruman y Galadriel habría mejorado sensiblemente el resultado final. Aún así, se nota que hay ilusión en cada plano, en cada secuencia. ¿Quién sabe si un "artesano" con más experiencia que él hubiera hecho un trabajo menos emocionante?, porque desde luego, la película emociona...

Aún con todo, para mí es un sobresaliente.


LA ESCENOGRAFÍA
La Comunidad del Anillo es, probablemente, la mejor película que he visto en lo que se refiere a decorados, diseño de los mismos, vestuarios, diseño de los mismos, paisajes, diseño de los mismos (pues hasta algunos paisajes han sido diseñados para la ocasión), y en general a todo el trasfondo visual que rodea a la obra. Esto otorga a la película de un espíritu simple y llanamente TOLKIEN, y es algo que muchos sospechaban no se iba a lograr. Pues si se ha logrado, e inmejorablemente, a mi parecer.


LOS ACTORES


Uno a uno:

Elijah Wood (Frodo). Está bien. Es un buen actor, a pesar de su juventud, pero se pasa toda la película con el rictus de sufrimiento. Frodo sufre, pero si cambia la cara de vez en cuando, mejor.

Sean Astin (Sam). El mejor de los hobbits de la compañía. Nada más que decir.

Dominic Monaghan y Billy Voyd (Merry y Pippin). Son el componente cómico de la película, pero no hacen excesiva gracia porque son limitaditos como actores. Esperemos que en Las Dos Torres tengan más profundidad para sus personajes.

John Rhys Davies (Gimli). En la versión original mejor que en la doblada (mucho mejor). Está bastante bien en general, pero con el doblaje habla en una mezcla entre Rasputín y un agente de la Gestapo.

Orlando Bloom (Legolas). Está bien, sin lucimientos. Éstos los deja para las escenas de acción, en las que destaca.

Sean Bean (Boromir). Sencillamente genial. La mejor interpretación de la película junto a la de Gandalf. Es el que resulta más creible y otorga de mayor profundidad a su personaje.

Viggo Mortensen (Aragorn). Bastante bien. Lo suficientemente sombrío para ser Trancos, con el aspecto lo suficientemente heróico para ser Aragorn. Por su fisicidad y manejo de las armas, también destaca en las escenas de acción.

Sir Ian McKellen (Gandalf). Excelente. Aparte de Sean Bean, el que más destaca. En su línea.

Christopher Lee (Saruman). El problema de su personaje es de guión. Aparte de esto, está verdaderamente bien.

Liv Tyler (Arwen). La impresión inicial es muy positiva, sin embargo se desinfla ligeramente. Probablemente también un problema del tratamiento de su personaje.

Cate Blanchett (Galadriel). Aplíquese lo mismo que para Saruman y Arwen.

Sir Ian Holm (Bilbo). Como siempre, muy bien. Sobreactua un poco, pero en ningún momento cae en el exceso.

Hugo Weaving (Elrond). Bastante bien también. Algunos no lo ven como Elrond, pero al fin y al cabo es un semielfo, apropiado por el físico del actor, y le da bastante profundidad a su personaje en los minutos de que goza.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...