miércoles, 16 de octubre de 2013

Cuestionario a Sergio Mars

Como última reminiscencia de la vorágine de entradas acerca de Liebsters, Lovely Blog Awards y demás que tanto CLQQ como otros blogs amigos estamos viviendo estas semanas, he de agradecer a Sergio Mars, gran escritor, ganador de múltiples Ignotus y responsable del que quizá sea el mejor blog de reseñas de género en español (o por ahí andará) Rescepto Indablog, que haya tenido la generosidad de responder por privado al cuestionario que planteé a los blogs que os sugerí aquí.


Con su permiso, os muestro las interesantes respuestas que dio a mis no tan interesantes preguntas. ¡Gracias Sergio!:

1. ¿Por qué decidiste comenzar Rescepto?

El año 2006 un par de amigos y yo decidimos editar un ezine al que llamamos Rescepto. Tras cuatro números ordinarios y un especial, pese a conseguir algún que otro objetivo, estabamos un tanto descontentos con la difusión conseguida, así que decidimos crear un blog asociado al proyecto. Lo bautizamos Rescepto Indablog y empecé a gestionarlo, sin tener una idea muy clara de cuál sería su orientación. Paradójicamente, no volvimos a publicar ningún número de Rescepto (el ezine), y a medida que iban pasando los meses y la realidad de su defunción se iba haciendo incuestionable, comencé a utilizar Rescepto (el blog) como una bitácora personal, aprovechando la experiencia adquirida en dos intentos previos que no fraguaron. Por aquel entonces también se acercaba la publicación de mi primera antología ("El rayo verde en el ocaso"), por lo que quedó establecido uno de sus objetivos (servirme de contacto con los potenciales lectores). El resto fue evolucionando a su aire, hasta dar lugar a lo que es hoy en día.

2. ¿Y te compensa?

Supongo que si no lo hiciera haría ya mucho tiempo que lo habría abandonado. Más difícil me sería precisar qué me aporta exactamente. Supongo que en parte me obliga a escribir con cierta asiduidad, y también me mantiene conectado con el género fantástico. Gracias a exigencias autoimpuestas para alimentar el blog he profundizado en subgéneros y autores que de otra manera quizás habría descartado, por no hablar de que me ha hecho desarrollar algo así como un estilo de lectura analítico, lo cual sin duda me ha aportado mucho como escritor.

3. ¿Qué crees que atrae a los lectores a Rescepto?

Quizás su orientación, más histórica que centrada en la actualidad candente. Existen muchas y buenísimas páginas que siguen las novedades en torno a la literatura fantástica poco menos que al minuto. Lo que ya no son tan abundantes son los análisis de obras de hace treinta, cincuenta o incluso cien años, de las que incluso puede que no existan ediciones recientes. En mi opinión, no es posible comprender y apreciar en todos sus matices el presente sin conocer, aunque sea someramente, sus raíces. Sin renunciar, por supuesto, a dedicar algo de atención a la producción contemporánea, un poco de perspectiva siempre viene bien.

4. ¿Con qué frecuencia actualizas el blog?

La cadencia ideal sería de una actualización cada dos días, aunque a efectos prácticos nunca la he podido mantener más que por breves períodos de tiempo. Históricamente, ha andado más cerca de una actualización cada tres días, aunque con muchas oscilaciones. Las últimas semanas, por ejemplo, han sido particularmente improductivas (en este sentido), pues se ha inmiscuido la preparación de un par de libros para octubre con mi nueva editorial (uno de ellos, por cierto, una recopilación de reseñas de ciencia ficción publicadas a lo largo de los últimos seis años y pico en Rescepto).

5. ¿Cuánto tiempo le dedicas a preparar las entradas?

¿Incluyendo o sin incluir la lectura del libro a reseñar? Asumiré el segundo caso.

Entre unas cosas y otras (documentación, escritura, búsqueda de imágenes, ajuste de enlaces...), entre dos y tres horas desde que le doy a la tecla por primera vez y cuando termino de anunciar la actualización a través de los distintos canales creados a tal efecto. Si empieza a irse por encima de esto, suele ser un buen indicio de que conviene cortar por algún lugar apropiado y seguir otro día con la segunda parte de la entrada.

6. ¿Cuál crees que será la evolución futura de los actuales blogs?

Difícil de prever. Los blogs hoy por hoy son ya una reliquia de los tiempos anteriores a las redes sociales. Para sobrevivir, supongo que deben explotar sus virtudes. Lo que se escribe en un foro como Facebook (por poner el ejemplo más evidente) tiene fecha de caducidad. Las entradas de un blog permanecen, pueden consultarse con facilidad e incluso pueden enlazarse entre sí para ofrecer una experiencia más multidimensional. Aparte, la coherencia interna de un blog puede erigirse también en un valioso atributo. En definitiva, creo que deben ir más allá de la actualización (o noticia) puntual: ofrecer una experiencia que merezca la pena prolongar en el tiempo. De todas formas, generalizar es arriesgado. Existen muchos tipos de blog, y lo que le puede funcionar a uno no tiene el porqué ser efectivo en otro. A la postre, la única estrategia válida es una perogrullada: hace falta encontrar una voz propia.

7. ¿Te preocupan las estadísticas de acceso a tu blog?

Me obsesionan. Lo más habitual es que las consulte varias veces al día. Eso sí, mi interés se centra sobre todo en las estadísticas ampliadas: de dónde vienen los enlaces entrantes, hacia dónde parten los lectores, cuáles son las palabras claves en los buscadores, cuáles las entradas más populares en un determinado día... El número de visitas totales también me interesa, claro, pero como dato adicional, no como objetivo a perseguir (el incrementarlas, quiero decir).

8. ¿Cuánto dejas filtrado de tu "vida real" en tu blog?

Nada o todo, según se mire. Nada en lo que respecta a cuestiones personales. A decir verdad, hasta me cuesta un poco dedicarme a la autopromoción (suelo buscar excusas para acumular el mayor número de noticias posibles en una sola entrada, para así desembarazarme pronto de esa "obligación"). Y todo porque no existe en realidad separación. El blog forma parte de mi vida real. Es una faceta más de ella. La frontera entre el blog y mi actividad literaria es difusa cuanto menos, y de ahí hacia el resto de mi vida no hay ni dos pasos, así que todo forma parte de un gran bucle que se retroalimenta (a ser posible, de forma positiva).

9. ¿Qué considerarías como "éxito" de tu blog?

Cualquier pequeño logro adicional es un éxito, bien sea alcanzar algún guarismo significativo en el número de visitas totales, un nuevo aniversario, otro centenar de entradas, algún reconocimiento externo... Este tipo de proyectos se nutren de los pequeños logros y hace ya mucho que superó su esperanza de vida, así que seguir en la brecha es ya de por sí un éxito.

Si tuviera que concretizar un poco más, la primera gran prueba que aguarda en el futuro próximo sería la recepción del volumen recopilatorio ("La 100cia ficción de Rescepto"). De superarla, supondría un hito muy importante en la historia del blog (no mucho después se fallaran los premios Ignotus de este año, en los que Rescepto ha cosechado su primera nominación a mejor página web; un triunfo ahí ya sería el colmo, aunque entrar al fin en el quinteto finalista ya ha sido todo un éxito).

10. ¿Qué razones podrían llevarte a echar el cierre a tu blog?

Que esos pequeños logros dejaran de serme importantes. Llevar un blog es una lucha constante contra su inercia a estancarse. Sería muy fácil dejar de escribir una temporada, prestar atención un día y darme cuenta de que el blog lleva semanas o meses abandonado. Hasta ahora he podido superar las "épocas de crisis", aunque no es descabellado imaginar que algún día el esfuerzo deje de compensar y Rescepto acabe muriendo.

11. ¿Qué opinión te merece el blog que te ha concedido el Liebster?

Durante el tiempo de existencia de Rescepto he asistido al nacimiento y desaparición de una enorme cantidad de proyectos, algunos de ellos poseedores en apariencia de un ímpetu arrollador. Comenzar algo así es fácil, y aunque tener éxito no lo sea, la auténtica medida del triunfo lo da, a mi entender, la perseverancia, algo que sólo es posible encontrando esa esquiva voz propia de la que hablaba hace unas preguntas. Hace seis años la vida media de un blog rondaba los quince meses. Cuadruplicar holgadamente esa cifra tiene un mérito enorme, y no digamos ya hacerlo en plena forma. Los blogs son como el buen vino; mejoran con los años, y "Cree lo que quieras" constituye un perfecto ejemplo de ello.


Una vez más, gracias Sergio, y no solo por responder, sino por las palabras que dedicas a CLQQ.

4 comentarios:

Sergio dijo...

Gracias a ti, tanto por la mención original a Rescepto como por cederme este espacio de comunicación. ¡Larga vida a Cree Lo Que Quieras!

Pedro López Manzano dijo...

¿Qué puedo decir si no ¡larga vida!

Jeje.
Gracias por pasarte y comentar.

Canijo dijo...

Muy interesantes las respuestas de Sergio para aprender algo más de lo que se cuece dentro de Rescepto. Más de una vez he pasado los ojos por sus bits, y siempre me ha dado buena impresión, así que veré que puedo aplicar a mi experiencia bloguera.

Y bien por ti, Pedro, los que conocemos ese blog sabemos lo que vale esta entrevista.

Pedro López Manzano dijo...

Gracias por pasarte y comentar compañero.
La verdad es que el bueno de Sergio se ha mostrado asequible con esto. Y tiene mucho que contar, como escritor y como bloguero.

Nos leemos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...