lunes, 7 de octubre de 2013

MICRORRELATO: El contenedor

Las mujeres más guapas del mundo somos las de Venezuela, siempre han dicho todos, de igual manera que dicen que las modelos no somos más que un mero contenedor vacío. Mal hecho, tal afirmación no hace sino llenarme de indignación; algunas somos mucho más que eso. Yo soy mucho más que eso. Yo estudio, leo, pienso y soy capaz de razonar como la que más, solo que también sé desfilar por esta pasarela moviendo las caderas con gracia y dejando que mi cabello se mueva como si estuviera bailando al son del viento; nada tiene de malo que pueda sacarme un dinerito con ello, no es como si hiciera estallar una guerra.
La decisión de los jueces lleva retraso, pero sé que estoy en la pomada. Un segundo, ¿y esto?... Quieren formular una pregunta a las finalistas. Me dan un micrófono. Me toca Martina Klein, de entre los miembros del jurado. Ella también es modelo, seguro que se porta. Me observa, sonríe y dispara: “Si dispusieras de un deseo en esta vida, ¿qué pedirías?”. Me escucho a mí misma responder sin pensármelo dos veces: “La paz en el mundo”.
Mierda.
Descubro que la sonrisa de Martina se crispa y casi puedo leerle el pensamiento: “otro contenedor vacío”. De repente, el calor de los focos resulta casi insoportable.

1 comentario:

Pedro López Manzano dijo...

Este microrrelato se ha creado basándose en la inclusión de la siguiente lista de palabras (o expresiones) aleatorias:
-Retraso
-Contenedor
-Venezuela
-Mal hecho
-Calor
-Viento
-Indignación
-Martina

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...