viernes, 24 de junio de 2011

Juego de Tronos, primera temporada

Pues ya está. Ya ha acabado la primera temporada y estamos en condiciones de decir si ha merecido la pena, tras la polvareda de expectación que había levantado la serie de la HBO. ¿Mi opinión? Contundentemente, sí.

¿Por qué? Pues el motivo principal es su fidelidad a la novela en que está basado. Y es que si el material original en que te basas es tan bueno, cuanto más fiel seas al mismo, mejor va a ser tu producto. Y Juego de Tronos es una enorme novela. Y Juego de Tronos es una gran serie.


Siempre tenemos que tener en cuenta que es una adaptación realizada para la televisión, con gran presupuesto, sí, pero presupuesto televisivo. Así perdonemos detalles insignificantes, por ejemplo: en un libro es fácil decir que te sigue un ejército de 30.000 jinetes, pero delante de una cámara es más complicado meterlos, o incluso emplear caros programas tipo Massive (trilogía ESDLA), con tiempos de ejecución más lentos, inadmisibles para la TV. También es siempre complicado dar la “sensación de distancia en viaje”. 200 páginas viajando en el libro, son saltadas con la lógica de una elipsis de varios capítulos intermedios. Pues aquí no metemos el ejército en plano general, sino momentos más “íntimos” con 20 o 30 dothrakis y nos centramos en la narración y no en una grandilocuente descripción. Y la elipsis de cientos de páginas, pues se aplica al siguiente capítulo.


Y no estoy diciendo que se haya escatimado en medios. Más bien lo contrario. Los escenarios, tanto los más grandes o más pequeños, son magníficos, creíbles y muy trabajados. Los decorados, impecables. El vestuario tan cuidado que me hace desear todas y cada una de las armaduras, y eso que no soy especialmente coleccionista.

Y luego están los actores, claro, un trabajo coral estupendo. Inicialmente no me entusiasmé con los más jóvenes (excepto con Bran y Arya, que siempre me han convencido), pero con el avance de los capítulos me han ganado todos. Ya no solo los más obvios como Ned (Sean Bean hace de él aún más protagonista), Tyrion (Peter Dinklage aclamadísimo por su gnomo), el rey Robert (tremendo Mark Addy, especialmente en versión original), Cat (Michelle Fairley), Jorah Mormont (Iain Glen) o Meñique (estupendo Aidan Gillen), sino también de aquellos de los que a priori desconfiaba por su dudosa capacidad interpretativa como Cersei (Lena Heady) o por su corta experiencia como Drogo (impresionante Jason Momoa que me hará ver Conan sólo por su Khal), Jon o Daenerys (Kit Harrington y Emilia Clarke que soportan el enorme peso de sus personajes). Y los que no cito: también. No noto que esta mesa de tantas patas cojee por ningún lado. La clave del éxito a este respecto es que se nota que los actores se creen sus personajes.


Pues dicho lo dicho, sólo me queda hablar de la historia, y es de todos sabido que es muy buena, de gran solidez y tremendamente adictiva. Pues bien, además está bien contada. Funciona en pantalla. Los recortes del libro son fruto del traspaso al lenguaje visual, y también se ha mantenido del mismo el estilo folletinesco y funciona a la maravilla, esto es, el acabar los capítulos con un gran clímax para hacer que el espectador se coma las uñas.

En definitiva, una estupenda serie, tanto para los neófitos como para los que estamos ya bien rodados en los Siete Reinos, y es que no olvidemos que George R. R. Martin trabajó muchos años como guionista de televisión, con lo que la adaptación de ésta, la primera novela de la serie de Canción de Hielo y Fuego, ha resultado muy natural.

Y ahora, pues a esperar un añito a la segunda temporada, la adaptación de Choque de Reyes. ¿Qué un año es mucho? Si os hablara yo de lo que son las esperas con esta historia…

4 comentarios:

BSB dijo...

Aún me faltan unos cuantos capítulos para terminar de ver la serie, pero de momento estoy deacuerdo contigo, es muy buena. A mi también me ha costado aceptar algunos personajes (Jon Nieve y Catelyn, sobre todo) pero al final es muy difícil que te desagrade ninguno.
¡A ver si la saga televisiva dura también muchas temporadas!

Pedro López Manzano dijo...

Pues de momento la HBO ha confirmado la segunda temporada y empiezan a rodarla ya. Hasta han confirmado algunos actores nuevos. Ésta ha funcionado bastante en audiencia y eso es estupendo.
Y si sigue así irán a por la tercera, con la que tendrán un problema, dicho sea de paso, pues si bien Choque de Reyes es de extensión relativamente similar a Juego de Tronos, Tormenta de Espadas es mucho más largo. Soluciones hay: recortarlo drásticamente (que no me gusta), darle más capítulos, he oído hasta desdoblarlo en dos temporadas...

La navaja en el ojo dijo...

No había leído la novela y, por ese motivo, el primer capítulo no me dijo nada porque supongo que todas las intrigas las prometía para quien ya sabía lo que le esperaba.

Sin embargo, cuando, pasado un tiempecillo,continué viendo la serie, me enganchó muchísimo. Y, en total, me gustó un montón. Genial Dinklage, qué carisma tiene el tío.

Pedro López Manzano dijo...

Muchas gracias por pasarte por aquí y comentar.

La verdad es que, como con ESDLA, con esta saga pierdo la capacidad de juicio del recién llegado, al conocer la obra literaria con bastante profundidad, pero haciendo el esfuerzo de abstracción creo que a la serie se le pueden poner pocas pegas.

La actuación de Dinklage es de traca. Se le nota disfrutar. También es cierto que el suyo es el personaje más goloso, al que Martin dota de mejores diálogos.
En cualquier caso, lo borda.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...