jueves, 28 de abril de 2011

RESEÑA: La primera ley III: El último argumento de los reyes, de Joe Abercrombie

Dije al respecto de esta saga de La Primera Ley cuando leí su primera entrega, La voz de las espadas que dependiendo de sus continuaciones podía llegar a convertirse en una magnífica serie o en un correcto conjunto de novelas.


Ahora he concluido con la última de la serie y sigo sin poder emitir un veredicto definitivo, o al menos no uno sencillo. Baste con decir de entrada que a mí no sólo me ha satisfecho, que era el menor de los objetivos, sino que me ha gustado mucho. Para la matrícula le ha faltado algún detalle que a continuación comentare. Pero antes, hagamos memoria.
Con La voz de las espadas, se nos presentaba lo que iba a ser el fuerte de la saga: la puesta en escena de unos personajes estupendamente caracterizados, si bien la novela pecaba de un ritmo desigual y le sobraban unas cuantas páginas.
En Antes de que los cuelguen, Abercrombie realizaba una notable depuración de estilo y mejoría de la calidad literaria, aunque lo hacía cayendo en algunos tópicos del género en la construcción de una historia demasiado predecible: mejor continente, peor contenido.
Finalmente, con El último argumento de los reyes, el escritor británico prosigue perfeccionando su prosa con una narración muy en el estilo del anterior tomo, mas corrigiendo gran parte de las resoluciones argumentales facilonas que lo lastraban. Esto es, aquí sí que nos encontramos algunas sorpresas, cierta sensación de incertidumbre y originalidad. No siempre, por supuesto, pero si de sobra como para convencer plenamente a un servidor.
Técnicamente me ha sorprendido gratamente la mejoría a lo largo de las tres novelas y creo que, en este sentido, Abercrombie se puede codear hoy día con los mejores del género.
Argumentalmente, aunque sigue siendo predecible por momentos, también ha llegado a alcanzar un altísimo nivel, aunque sea a base de la introducción de ciertos conflictos de personajes que pueden llegar a resultar polémicos: habrá muchos a los que no les guste un pelo que los justos y bondadosos sufran de más, o tengan su cordura al borde del abismo, o cayendo por él, o los arrogantes se salgan aparentemente con la suya y los teóricos defensores del bien demuestren ser unos auténticos canallas. Ojo: no pongo nombres ni apellidos aquí, pues quizá la misma sentencia pueda ser aplicada a diferentes personajes, o varias sentencias al mismo (además de por no desvelar nada). La cuestión es que inevitablemente la evolución de algún personaje, porque evolucionan —o se destapan— y mucho, nos dejará sabor amargo.
Esto, sin embargo, está estrechamente ligado con lo mejor de la saga: la estupenda creación de unos protagonistas que viven entre los claroscuros de sus complejos caracteres. A poco que lo pensemos, ¿cómo va a gustar a todos la resolución a la que van llegando un torturador sin piedad, un mago lleno de prepotencia, un noble arrogante, una antisocial patológica, un salvaje que esconde en su interior a una bestia, …? Con total seguridad nos llevaremos chascos, pero es que el que todo se fuera entrelazando como un rosal sin espinas no tendría sentido. Recordemos, para Abercrombie todo son tonos grises, con lo que no pincharse es imposible. Sería hasta decepcionante. Estoy defendiendo con esto el final de algunos hilos argumentales, que sé que han defraudado a otros lectores.
En lo que a la historia se refiere, se divide en dos partes: el norte, con la resolución de la guerra contra Bethod, su bruja, su Temible y sus salvajes, con un inmenso Logen moviéndose continuamente para llegar donde estaba, y un abnegado West como especiales protagonistas. En el sur, en torno a Adua, la intrincada madeja de entresijos políticos y bélicos se irá aclarando, con un Jezal colocado en el centro del torbellino, Bayaz barajando las leyendas con el presente en una complicada pero interesante historia, y cómo no, el favorito de la afición, Glokta, medrando principalmente para sobrevivir.
Tanto uno como otro frente nos dejarán varios momentos para el recuerdo, enfrentamientos gloriosos y batallas épicas y complicadas. Siempre para salvar la situación actual, y también siempre con las reminiscencias del pasado lejano presentes implícita o explícitamente. Bien por Abercrombie, que hace gala de un trepidante manejo de la narración.
En definitiva: una gran conclusión para una gran saga, muy propia de la fantasía contemporánea y que aunque vaya in crescendo, nos muestra sus mejores armas desde el principio.Muy a tener en cuenta, Joe Abercrombie.
Os dejo con algunas citas del libro, cuanto menos llamativas. Espero os gusten:
“Las acciones se suceden uno tras otra y van trazando un camino que no tenemos más remedio que recorrer porque siempre encontramos alguna razón para seguir adelante. Hacemos lo que hay que hacer, lo que nos mandan, lo que nos resulta más fácil. ¿Qué otra cosa podemos hacer si no es ir resolviendo uno por uno nuestros sórdidos problemas? Y llega un día en que, al levantar la vista, descubrimos que somos... esto”
“No hay nada como la compañía de alguien más desgraciado que tú para hacer que te sientas mejor. Lo malo es que, cuando te quitas de encima la des dicha del otro, la tuya vuelve a la carga el doble de fría y angustiosa”
“La palabra "confiar" solo la usaban los farsantes. Quien era verdaderamente sincero no necesita usar esa palabra.”
“- ¿En paz? ¿Se puede saber qué es eso? ¿Qué se hace cuando se está en paz?
- Pues... no sé... plantar cosas, supongo.”
“Quien está al mando no puede consentir que sus hombres se pongan hacer preguntas. Simplemente no puede consentirlo. Si lo hace, primero vendrán con preguntas y luego con cuchillos”
“A la gente le gusta contemplar un bonito espectáculo de títeres. Pero un simple atisbo del titiritero podría causarles una gran perturbación. Incluso es posible que de pronto cayeran en la cuenta de que ellos mismos tienen unas cuerdas atadas a las muñecas.”

3 comentarios:

Shilar dijo...

Leí hace tiempo el primero por recomendación de un amigo, y tengo pendientes los otros dos. Ahora en cuanto me ponga las pilas caerán, no tardando mucho. Estos 4 meses casi sin leer cosas nuevas me han acumulado mucha lectura.
Ya te comentaré mis impresiones, pero tu comentario hace que aun le tenga más ganas.

Pedro López Manzano dijo...

Pues espero que te guste Shilar, como lo ha hecho conmigo, porque a alguien conozco que ha acabado cabreado tras su lectura. A mí... es que me gusta ese punto de mala leche, ¿qué le voy a hacer? :)

Dimitri dijo...

Pues si te gustó, no dejes de leer "La mejor venganza" y cuando lo termines, sigue con "Héroes"...

Te dejo la reseña de "La mejor venganza":
http://booksymusic.blogspot.com.es/2013/03/la-mejor-venganza-joe-abercrombie.html

Salud.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...