sábado, 24 de marzo de 2012

Música épica. Cómo entrenar a tu dragón (2010), de John Powell

El año 2010 se estrenó Cómo entrenar a tu dragón. Al llegar en pleno boom del dichoso 3D y de la mano de la dudosa Dreamworks (yo soy muy de Ghibli, Aardman y Pixar y bastante poco de las demás), no le presté especial atención. Algún tiempo después la vi sin saber bien que esperar y me dí cuenta de mi error al no haberla disfrutado en pantalla grande. Puede que no sea excesivamente original, incluso se la puede tachar de predecible, pero tiene una construcción narrativa y de personajes deliciosa y una pequeña enorme película de aventuras (superior a la saga Shrek): es una de esas películas "con alma". Paralelamente a esa grata sorpresa llegaron las nominaciones a los oscars y John Powell estaba seleccionado por este trabajo. Y con cuánto merecimiento. Aquí podéis escuchar la primera pista:




No hace falta que de razones por las que incluirla en esta sección de temas épicos, ¿verdad? Pues toda la banda sonora mantiene este excelente nivel, llenando el ambiente de pasión y momentos intrépidos. Finalmente el oscar fue a manos de Trent Reznor por su trabajo para La Red Social y me alegré porque me encanta Nine Inch Nails, la banda habitual de este gurú de la música electrónica, pero no os mentiré: desde entonces pocas veces he vuelto a escuchar la banda sonora ganadora y he repasado la de Cómo entrenar a tu dragón en multitud de ocasiones.

Otra sorpresa que me llevé, si cabe mayor, fue la de la capacidad todoterreno del compositor, y es que a John Powell lo conocía sobre todo por su sobresaliente labor con la trilogía de Bourne, y es que un hombre capaz de realizar trabajos tan diferentes a la par que brillantes en un mundillo lleno de gente que se suele plagiar a sí misma, merece no solo mi respeto, sino mi admiración. Fijaos si no en este tema de El ultimátum de Bourne, añadiendo a los instrumentos más clásicos una fuerte percusión:


 
 

6 comentarios:

BSB dijo...

Película muy entretenida y que además no es tan infantil como puede aparentar. Y la BSO, maravillosa, de esas realmente épicas.

¡Un saludo!

Salvador Suto dijo...

Muy buena reseña! Disfruté mucho la película en cine,(no es por restregarlo), incluso el 3D del que no soy muy fan. No es la primera vez que me hablas de esta banda sonora,así que le dedicaré algo más de tiempo a escucharla, porque la verdad que suena genial.
Por mi parte, su trabajo en la música de "Bourne" me parece espectacular, y me ha hecho de BSO pateando Madrid muchas muchas veces

Ángeles Pavía dijo...

Aynss... Esta peli, la del dragoncillo, me emociona por diversos motivos, aunque parezca muy moñas yo. Es, como bien dices, una película con alma, no tan infantil como uno pueda pensar. Y por supuesto, la banda sonora enamora. No en vano tengo al travieso «desdentado» como avatar en varios sitios.
Respecto a la de Bourne, coincido, muy buena música :)
Estupenda entrada, Pedro, como todas. Nos tienes malcriados :)

Pedro López Manzano dijo...

Gracias a los tres por comentar.

BSB: efectivamente la peli tiene un salto de calidad respecto a sus predecesoras de Dreamworks.

Suto: las tres bsos de Bourne merecen mucho la pena; la verdad es que te pega para tus vueltas madrileñas.

Ángeles: tú sí que me tienes a mí malcriado con tus comentarios. Por ellos a veces hasta parece que lo que pongo por aquí interesa de verdad :)

¡Abrazos!

Pilar Alberdi dijo...

No he visto la película. Pero tu comentario lo conseguirá. Acabo de oír la música y siento en ella ¡tantas mezclas!, mucho de música celta y, por supuesto, lo que entendemos como música clásica. Y también giros más cercanos a un tipo de música más moderna. Y lo digo yo, que entiendo poco de notas musicales, pero que soy una convencida de que escribimos música con palabras. Un abrazo.

Pedro López Manzano dijo...

Pues espero que no te defraude Pilar. Yo, de hecho, he repetido.

En efecto, John Powell es muy versátil. Uno de los compositores actuales que más tiene que decir.

Otro abrazo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...