lunes, 3 de octubre de 2011

MICRORRELATO: Proceso creativo

Las palabras ingrávidas bailan en el vacío de mi mente, moviéndose con elegancia hacia arriba y abajo a mi antojo, hacia delante y atrás prestas tras mi más leve orden, formando, deformando y desformando oraciones bellas, pavorosas, cuerdas, descabelladas, conforme me recreo con los milagros de la combinatoria, a la velocidad límite de una neurona.
Unas brillan con luz propia durante segundos, cambio de opinión y las mudo de forma, tamaño, olor, color o gravedad, y cuando parecen ser las escogidas las hago desaparecer ocultándolas en la retaguardia del espacio infinito que me sirve como un tablero de todas las dimensiones sobre el que las alineo de izquierda a derecha, porque no dejan de ser fichas con las que pasarlo bien, y esto no deja de ser un juego. Y los juegos, a fin de cuentas, están para divertirse.

3 comentarios:

Abril dijo...

Déjalas bailar, canturrear, flotar...cuando tu las escoges, se reducen a puro arte.

Pedro López Manzano dijo...

Jeje, muchas gracias.
Esta entrada está dedicada a ti, mi querida Abril, y a tus tres sonrisas. La natural, la ensayada, y la escrita.

Abril dijo...

Gracias a ti por estas creaciones, y por tu dedicatoria. Mi sonrisa chaplin acaba de apoderarse de mi cara.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...