sábado, 23 de enero de 2010

RESEÑA: Alicia en el país de las maravillas y Al otro lado del espejo

Ambas son las obras capitales de Lewis Carroll y han sido analizadas tantas veces que no voy a hacer yo una reseña al uso. Sin embargo, acabo de leerlas y no puedo dejar pasar la ocasión de señalar lo impresionado que estoy tanto por una como por otra, ya no porque supongan una explosión de la fantasía de lo absurdo, de la lógica de lo ilógico, de lo ilógico de la lógica, de las trampas del lenguaje y de la capacidad de inventar parte del mismo cogiendo migajas de éste y kilos de imaginación, y de la diversión que se puede alcanzar por estos medios, que también, sino principalmente por la gigantesca influencia que han tenido estas novelas en la historia posterior, ya no sólo de la literatura, ya que la relación con ésta es obvia, sino con todo el mundo de lo visual, pues el mundo aliciano lo es y mucho. No en vano el mismo Carroll ilustró su primera obra, y toda edición que se precie incluye éstas y las ilustraciones de John Tenniel desde la primera edición.



Por ello encuentro vías de comunicación directa desde las novelas hasta el mundo del cine, desde Buñuel hasta Tim Burton (quien dicho sea de paso estrena en breve la versión en imagen real de Alicia en el País de las Maravillas), o el maestro Hayao Miyazaki y su estudio Ghibli, en algunas de cuyas películas (Mi vecino Totoro, El viaje de Chihiro, La guerra de los mapaches de Pompoko, Haru en el Reino de los Gatos, Ponyo en el acantilado…) es especialmente llamativo el estallido de imaginación única que a un servidor le recuerda, casi de forma intangible en los detalles y explicita otras con un viaje a lo fantástico desconocido, al de las novelas.
Si habéis visto alguna de las películas que menciono, pensadlo un poco y encontraréis las relaciones...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Tan benéfica tu crítica que casi iría a ver la peli de Burton.
En mi torpe opinión nunca una obra (Alicia..) tan tostón dió para tanto: versiones, remakes, teatro...ufff!!!!
Me gusta más la lógica de la lógica o la imaginación, pero siempre con lógica. Toda obra ha de tener unas "reglas", por fantásticas que sean.
Para mí que Carroll fumaba algo muy fuerte...

Pjotr L. Manzano dijo...

Yo, en general, también prefiero que una narración siga las reglas que se ha marcado a sí misma, por inverosímiles que sean, y si las sigue soy mucho más indulgente con sus defectos, pero en este caso hago una excepción, pues a lo que me refiero sobre todo es a lo influyente que han sido estas obras a posteriori y a como a pasado a formar parte del subconsciente colectivo, incluso del consciente colectivo, siendo una obra tan absurda como es. Eso me impresiona.

Anónimo dijo...

"Al otro lado del espejo"... ¿me equivoco o es una obra que tiene 5 ó 6 tomos?

Pjotr L. Manzano dijo...

No. Al otro lado del espejo es cortita, más o menos misma extensión que Alicia.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...