viernes, 16 de mayo de 2014

MICRORRELATO: Agridulce

Si me ves enarbolar frente a ti una sonrisa agridulce, de las que no se acaban de formar pues alzo solo una parte de los labios y el resto no acaba de animarse, no lo dudes: se trata de un regalo envenenado. Cava un hoyo hondo y entierra todo dulzor en el fondo, y después tápalo con colinas, o montes, o mejor el Himalaya. Después te quedará el poso de la realidad, y con eso sí te debes quedar, con la acritud de esa sonrisa, con el dolor hasta el estremecimiento. Y entonces quizá pienses que un río nos separa, y que es el Yangtsé, y que está en llamas. Y no errarás, no del todo.

No obstante no has de entenderlo necesariamente como malas noticias. Si te gusta buscar la parte curva de las rectas, si cuando te miras no te limitas a tu reflejo sino que tratas de desenmarañar el borrón en el fondo del espejo, puedes quedarte hasta el final, esperar a ver lo que sucede después de la sonrisa y bajarte no en la última parada, sino una después del final de línea. Entonces, con suerte, querrás caminar un rato a mi lado y descubrir la verdad, o al menos mi verdad.

5 comentarios:

Pedro López Manzano dijo...

Microrrelato escrito desde la siguiente lista de expresiones y palabras aleatorias: final de linea, sonrisa agridulce, estremecimiento, el fondo del espejo, colinas, un regalo envenenado, malas noticias, un río nos separa.

Ella dijo...

Este me ha encantado!

Pedro López Manzano dijo...

¡Muchas gracias!
Y gracias también por pasarte y comentar.
Un saludo.

gra07 dijo...

Muy bueno!

Pedro López Manzano dijo...

¡Muchas gracias!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...