martes, 17 de diciembre de 2013

RESEÑA: Visiones 2012

Mediante la antología Visiones, la AEFCFT (Asociación Española de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror) trata de dar a conocer a algunos de los nuevos valores de estos géneros con una selección de sus relatos. La colección lleva publicándose desde 1992, con algún que otro parón, y por ella han pasado algunos de los mejores escritores de las últimas décadas. Tras un par de años de descanso, en este 2012 ha vuelto a realizarse, en esta ocasión, además, con la mejor portada que le recuerdo:



Esta vez, además, la celebración es doble, pues no solo regresa una antología imprescindible, sino que mi relato El Señor de los Anillos a través de los tiempos ha sido incluido en la selección de Los Verdhugos (mil gracias por ello). Como siempre intento hacer con las antologías, dedicaré unas líneas a cada uno de los relatos que la componen, pero ya adelanto que todas las historias me han gustado, y aunque algunas tocan cuestiones similares, siempre lo hacen desde diferente óptica, por lo que no hay dos relatos iguales, ni parecidos. Por no hablar de que incluso son de diferentes géneros. Pero mejor me dejo de generalismos. Ahora, la selección:

- El aeropuerto del fin del mundo, de Tamara Romero: relato en que, ante la inmediatez del fin del mundo, se nos llevará a un aeropuerto en el cual presentarnos unas inolvidables escenas surrealistas con gran fuerza.
- Mejoría de la muerte, de Weldon Penderton: con reminiscencias del caso del señor Valdemar, contemplaremos con intensidad una situación familiar desagradable por el poco habitual manejo de la cercanía de la muerte de uno de sus miembros.
- Alma compartida, de Óscar Muñoz Caneiro: una buena narración en la que, con el muy actual trasfondo de estos tiempos de crisis y eres, conoceremos la surrealista relación entre el honrado portero de un edificio y su entorno. Muy original.
- La voz de la razón, de Aitor Solar Azcona: historia de terror clásica que juega con la doble explicación de unos acontecimientos: ¿razones del resultado de un experimento científicas o sobrenaturales?
- La sonrisa de Mickey Mouse, de Manuel Moreno Bellosillo: en este relato la Disney realizará una demanda sin precedentes; una buena idea para el relato con un desarrollo lleno de morbosa naturalidad.
- Mantenimiento, de Jaume Valor: narración que explora el procesamiento biológico quizá de una manera excesivamente confusa, aunque su conclusión sugiere una relectura.
- La increíble historia de Cristóbal, el viajero del espacio/tiempo de El Corte Inglés (o de cómo puedes encontrarte un agujero de gusano donde menos te lo esperas), de F. Javier Martínez Sánchez: el título es una buena síntesis de este divertido y original relato que nos hará pasar un muy buen rato.
- Horizonte de sucesos, de Sara Sacristán Horcajada: excelente relato de ciencia ficción hard en el que el formato de la historia queda supeditado al contenido de la misma. Entre los mejores (si no el mejor) de la antología.
- El día después del fin del mundo, de Ricardo Cortés Pape: buena historia que parte del clásico “y si un día me levanto y no queda nadie en el mundo”, aunque deja con ganas de un poco más de desarrollo en su conclusión.
- La vorágine, de Ricardo Montesinos: en una selva americana perdida de la mano de dios encontraremos, no a Kurtz, sino a un científico con un descubrimiento que corre el peligro de ser destruido, en una narración de corte clásico sobre un concepto original.
- El Señor de los Anillos a través de los tiempos, de Pedro López Manzano: mi relato. Con él rindo homenaje a Tolkien, no en la Tierra Media, sino llevando la acción a las trincheras de la batalla del Somme, durante la Primera Guerra Mundial.
- Que empiece de nuevo la matanza, de Ángel Guardiola Gómez: varios microrrelatos independientes conforman al juntarse un buen (y violento) relato de mayor tamaño.
- Hasta nunca Seinfeld, de Marco Antonio Marcos Fernández: narración con forma epistolar, en la que un cornudo con muy mala baba le deja las cosas claras a quien lo convirtió en tal.
- El antepasado de la bola de cristal, de Mario Barranco Navea: relato exigente y algo denso que cuenta en tres partes desarticuladas los singulares precedentes de la bola de cristal.
- Los orcos no comen golosinas, de Carlos López Hernando: este divertidísimo relato que juega con los tópicos de orcos y elfos nos deja con un sabor de boca inmejorable para concluir la antología.

Como se puede apreciar, una antología heterogénea y completa, con buenos relatos, algunos muy buenos. Por cierto, que si a alguien le interesa comprarlo, puede hacerlo por cuatro perras AQUÍ.

2 comentarios:

Entropía dijo...

Ya estás en la senda del éxito, ahora a seguir por ahí ;-)

Saludos,
Entro

Pedro López Manzano dijo...

Jajajjaaja, ya quisiera yo... otra cosa sería ganar un Domingo Santos ;)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...