lunes, 1 de abril de 2013

Arthur Mortimer dixit (VIII)

No todos los finales deben necesariamente incluir un triple salto mortal desde el borde de un precipicio escarpado. A veces, por increíble que parezca, no solo basta con permitir la entrada en el agua paso a paso, un pié después del otro, sino que además resulta más refrescante. 

A. M. Vida, libros, y otros seres legendarios. 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...